COSMÉTICA LOW COST CORPORAL - EXFOLIANTES

Filtrar productos
1 Artículos

COSMÉTICA LOW COST CORPORAL. EXFOLIANTES

La exfoliación es un paso muy importante en nuestra rutina de cuidado corporal. Sirve para eliminar las células muertas que se han acumulado en la superficie de la piel impidiéndole respirar.

Las células de nuestra piel se renuevan diariamente  y una vez que se mueren se acumulan en los poros generando un exceso de grasa. Los poros obstruidos impiden las absorción de los ingredientes que componen los tratamientos que usamos diariamente, por eso, para tener una buena salud cutánea es importante exfoliar el cuerpo al menos una vez a la semana. La piel tendrá más suavidad y flexibilidad.

Cómo exfoliarse

El proceso de exfoliación es muy sencillo. Hay que coger un poco de producto en la mano y aplicarlo sobre la piel limpia y húmeda dando masajes circulares sin frotar muy fuerte.

  • Exfoliación en el rostro, hay que hacerlo desde el interior hacia el exterior, sin olvidarse de la zona de cuello y escote que tan importante es. Es importante realizar masajes circulares y no presionar demasiado para no dañar la piel. Acláralo con agua tibia y ayúdate con un guante de baño o un disco de algodón.
  • Exfoliación corporal. La exfoliación es igual de importante en todo el cuerpo, hay que aplicar el producto desde los hombros hasta los pies (incluida la planta), pasando por la espalda y el pecho, con mucho cuidado ya que es una zona más sensible. Se aplica dando pequeños masajes y aclararlo con agua tibia.

Recomendaciones para una exfoliación correcta

Es muy importante realizar una exfoliación corporal adecuada, prestando especial atención a zonas como las rodillas, los codos o los talones, ya que este paso es fundamental para devolver a estas zonas la suavidad que necesitan.

Con la piel del rostro hay que tener especial cuidado, ya que es mucho más final y sensible y las partículas de las fórmulas de los productos de exfoliación pueden dañar esta zona. Se aconseja evitar la zona del contorno de los ojos y labios por la extrema fragilidad de las zonas.