COSMÉTICA LOW COST FACIAL - LIMPIADORES

Filtrar productos
30 Artículos
 1 
Siguiente
 1 
Siguiente

COSMÉTICA LOW COST FACIAL. LIMPIADORES

Nuestro rostro con el paso del tiempo va perdiendo cada vez más luminosidad y el tono se vuelva más irregular. Las impurezas, la contaminación del exterior e incluso nuestra propia grasa del rostro, obstruyen los poros impidiendo que nuestra piel respire correctamente.

Por eso la importancia de nuestra rutina de limpieza facial, una rutina que tenemos que instaurar en nuestro día a día. La limpieza nos ayuda a devolverle a nuestra piel la luminosidad y vitalidad que esta necesita. Además nos ayuda a mejorar la textura y la uniformidad del tono.

Descongestionar el rostro

Pese a realizar diariamente el ritual de limpieza facial que nuestra piel necesita, es muy importante realizarse cada tres o cuatro meses (se recomienda que sea con el cambio de estación), una limpieza de rostro profesional, dejando nuestro rostro libre de impurezas y con una mayor luminosidad.

Si por el contrario no quieres pasar por el centro de belleza, el mercado cada día ofrece nuevos productos para realizarte la limpieza desde la comodidad de tu casa. Una de estas opciones son los cepillos limpiadores, la mejor opción para conseguir eliminar las impurezas de tu rostro.

Oxigenar el rostro

Al menos una vez al mes se recomienda descongestionar los poros y extrae todos los puntos negros que están evitando que nuestra piel pueda respirar. Este proceso es importante realizarlo sobre todo en las pieles más grasas.

Pasos para una correcta limpieza facial

Gracias a los productos que te ofrecemos en Perfumerías Ana, hacerse una limpieza de cutis en casa es lo más cómodo del mundo. En poco tiempo podrás tener una piel limpia y libre de impurezas. Para conseguir buenos resultados es muy importante seguir una serie de pasos:

  1. Desmaquillar

Lo primero que hay que hacer es eliminar todo resto del maquillaje de nuestro día. Es muy importante elegir un limpiador que se adapte a tu tipo de piel, ya sea grasa, mixta o seca. Puedes usar tanto una leche desmaquillante como agua micelar. Incluso si estás de viaje o vas con prisa, las toallitas desmaquillantes son una buena opción, aunque no son recomendables usarlas diariamente. También  otra opción es la de usar un gel limpiador que con un masaje elimine todos los residuos de la piel.

  1. Limpiar en profundidad

Al menos varios días a la semana (no todos) es muy importante que te exfolies la piel  para poder abrir los poros y oxigenar el rostro. Este paso es muy recomendable sobre todo para las pieles más grasas o con tendencia acneica.  Además de los exfoliantes que podrás encontrar dentro de nuestra página web, también podrás fabricar tus propios exfoliantes con ingredientes naturales.

  1. Hidratación

El primer paso y el más importante para conseguir buenos resultados es aplicarnos nuestro tratamiento diario, nuestra crema de día o de noche que nos hidrate y deje la piel nutrida.

Es muy importante elegir los productos adecuados para todos los pasos de nuestra rutina de limpieza diaria, además de ser constante para poder ver los resultados a largo plazo.