Carolina Herrera

CAROLINA HERRERA FRAGRANCES

 

El espíritu de la alta costura se halla en el corazón de House of Herrera.

Inspirada en las tradiciones del Oriente Medio y el ritual de superposición de fragancias, las creaciones de la colección

transforman su mundo en un universo contemporáneo de sofisticados perfumes y aceites, revelando por primera vez

los ingredientes secretos que han perfumado durante años a la dinastía Herrera.

Filtrar productos
30 Artículos
 1 
Siguiente
 1 
Siguiente

CAROLINA HERRERA

El imperio de Carolina Herrera en el mundo de la moda comenzó en el año 1981 cuando con el apoyo de la legendaria editora de Vogue, Diana Vreeland, Carolina mostró su primera colección en el Metropolitan Club de Nueva York. Tras ese primer gran contacto con el mundo de la moda, la diseñadora no se quedó ahí, sino que fue lanzando nuevas colecciones, entre las que destaca su creación para el vestido de novia de Caroline Kennedy. 

Las primeras fragancias

En el año 1988 lanza su primer perfume para mujer Carolina Herrera Parfum que representa todos los valores de la diseñadora: elegancia y feminidad. Tres años más tarde estrenará su primera fragancia masculina Carolina Herrera for Men.  En el año 2007 nace una de sus fragancias más importantes: CH Carolina HerreraSe creó para ser un accesorio más a la hora de prepararse, al mismo nivel que un bolso o que los zapatos. El toque final, el equilibrio perfecto entre comodidad y frescura

 

El éxito de las primeras fragancias de la diseñadora marca el principio de todos los reconocimientos internacionales. Desde sus inicios en la creación de perfumes Carolina Herrera siempre ha estado innovando, tanto en sus aromas como en los frascos que los contienen. Otros perfumes conocidos de la marca son 212 lanzada en 1999, Good Girl o más recientemente su versión masculina estrenada en 2019, Bad Boy

 

Su carrera como diseñadora ha sido reconocida con multitud de premios y galardones a una gran trayectoria profesional en la que se aúnan la aceptación de crítica y público. 

 

En poco más de 20 años se ha construido como una marca excepcional con valores basados en el lujo y la elegancia de sus creaciones. También se ha convertido en un símbolo más de Nueva York y de la mujer que pasea por sus calles. "Tengo una responsabilidad con la mujer de hoy: hacerla sentir segura, moderna y sobre todo, hermosa".