PERFUME PRADA

Filtrar productos
6 Artículos

PRADA

Prada se fundó en Milán en el año 1913 de la mano de Mario Prada. Comenzó fabricando productos de marroquinería de tal belleza y calidad que pronto se convertirán en la marca oficial de la Familia Real italiana. Evidentemente, esto llamó la atención de la jet set europea, y el nombre de Prada se convirtió en símbolo de elegancia y refinamiento.

 

La nieta de Mario, Miuccia, tomó las riendas de la firma en 1978. Con ella llegaron aires nuevos, consiguiendo dar a la firma un vuelco espectacular. Mujer preparada, formada e inquieta, doctorada en Ciencias Políticas, comprendió que la ropa podría ser un poderoso instrumento de empoderamiento. Con ella al frente, se introdujo a mediados de los años 80 el prêt-à-porter. Desde entonces, y sobre todo durante los últimos años del siglo XX y hasta la actualidad, temporada tras otra, Prada ha conseguido marcar el ritmo de la moda llevando a un nuevo esplendor materiales tan románticos y clásicos como el encaje, las rayas, el color, las hadas y hasta el universo tunning. Prada simboliza la feminidad del nuevo milenio, reinventada, llevada a una posición de belleza, seguridad y elegancia. La cabeza de Prada, formada por Miuccia y su marido Patrizio, está estructurada en términos arquitectónicos y artísticos.

 

La Fundación Prada en Milán es muy activa promocionando actividades y dinamizando la vida cultural de la ciudad. Las fragancias de Prada en cierta forma, también se inspiran en estos valores centrales de la firma, cultura, buen gusto y buen hacer, y unos frascos con una línea exquisita, casi arquitectónica, que representan a la mujer y al hombre Prada, fluidos, elegantes, mesurados, singulares. Prada reúne múltiples identidades para celebrar la individualidad y la diferencia de cada una de las personas que usan sus perfumes. Son un viaje a través del espacio, el tiempo y la memoria. Jugos elaborados a partir de ingredientes de la más alta calidad dando lugar a fragancias únicas, embriagadoras y exclusivas.