Issey Miyake nació en Hiroshima, Japón, en 1938. Estudió diseño gráfico en Tokio, y más tarde amplió estos estudios en París. Siempre sintió pasión por el mundo de la moda, y su gran deseo era dedicarse a ello como diseñador. En 1971 lanzó su primera colección, que presentó en Nueva York con gran éxito de crítica y público. Ya en estos primeros diseños podía verse el ideario que inspirará toda la obra de Miyake. Creaciones puras, sencillas, minimalistas pero con un diseño elaborado, inspirado en la Naturaleza y ligado a la elegancia y mesura de la cultura japonesa. Estos mismos valores inspirarán también la creación de sus fragancias. En 1992 lanzó la primera de su colección L'Eau d'Issey. La esencia de esta fragancia femenina se inspira en la idea del agua como un elemento esencial en toda vida. Ésta esencia es liviana, con una mezcla floral, almizclada y con tonos amaderados. La inspiración de su frasco llegó con la visión de una gota de agua, pura y cristalina, resbalando por el cuerpo de una mujer. En Japón no se suele usar perfume, y cuando se hace, es del gusto del país que sean fragancias muy suaves y volátiles. Miyake, a través de sus fragancias, desea transportarnos a las sensaciones que tenemos cuando estamos en la Naturaleza. La paz, la armonía, la belleza, son los signos distintivos de sus fragancias, que además se elaboran con esencias naturales de primerísima calidad. Esa gota de agua fue la inspiración para su serie de perfumes acuáticos, que seguirá con L'Eau d' Issey Pour Homme lanzada en 1994, inspirada en las fuertes, refrescantes y ágiles cualidades del agua. El agua, la naturaleza, la sencillez y la simplicidad hacen de las fragancias de Issey Miyake creaciones exclusivas repletas de elegancia y buen gusto.

Filtrar productos
17 Artículos