Filtro de Búsqueda

DISPONIBILIDAD

COSMÉTICA LOW COST - ACEITES SOLARES

Filtrar productos
1 Artículos

COSMÉTICA LOW COST SOLARES EN ACEITE

Con la llegada del verano todos queremos conseguir un bronceado bonito y natural. Muchas veces no pensamos en proteger nuestra piel y acabamos sufriendo quemaduras, manchas entre otras complicaciones. Si queremos tener un bronceado bonito es importante cuidar nuestra piel con protectores solares, como pueden ser las aceites solares.

Estos protectores solares en formato aceite se utilizan para conseguir un bronceado más rápido gracias a la humectación de la piel. Presentan una mayor penetración de los rayos UVB que son los encargados de que la piel se ponga morena. Muchas fórmulas incluyen extractos vegetales que ayudan al bronceado.

Aunque haya algunas aceites que tenga un SPF bajo y los usemos para conseguir un tono de piel más oscuro en menos tiempo, es aconsejable usar aquellos que tengan un mayor Factor de Protección Solar para evitar daños prolongados en el tiempo en la piel.

Aceite solares con protección

En muchas ocasiones decidimos no aplicar protector solar en crema y decantarnos por aquellos en formato aceite. Los aceites solares nos protegen igualmente de la radiación ultravioleta y no es necesario aplicar otro protector solar previamente.

Los protectores solares, sea cual sea su formato nos protegen de los rayos solares y previenen el fotoenvejecimiento y la aparición de problemas más graves como puede ser el cáncer de piel.

Aplicación de los aceites solares

Es muy importante aplicar la protección solar un rato antes de la exposición al sol. Se debe aplicar con al menos 20 minutos de antelación y dejar que la piel absorba correctamente el producto. Este proceso hay que repetirlo cada dos horas y después del baño.

Protección solar y los tipos de pieles

Como cualquier otro producto que aplicamos en nuestro cuerpo, es muy importante conocer cuál es el que más se ajusta al tipo de piel: seca o grasa. Los aceites solares son los más indicados para las pieles más secas ya que hidratan la piel.

Además de saber el tipo del piel que tenemos es muy importante conocer si el protector solar que estamos usando es adecuado o no, según su factor. Un protector solar puede ser en crema, gel, aceite, bruma…lo que cambia es la composición, pero si el factor de protección es el mismo actuarán igual frente a las radiaciones ultravioletas.