Filtro de Búsqueda

PROTECCIÓN

COSMÉTICA LOW COST - SOLARES INFANTILES

Filtrar productos
6 Artículos

COSMÉTICA LOW COST SOLARES INFANTILES

Al igual que protegemos nuestra piel de los rayos solares, también es muy importante hacerla con la piel de los niños, durante todo el años, pero sobre todo en verano, cuando los más pequeños de la casa pasan tantas horas expuestos al sol.

Al tener una piel más sensible, es muy importante elegir una crema con factor de protección alta, además de tomar otras medidas para prevenir los riesgos de la exposición al sol, como son el uso de gafas de sol y prendas de cabeza para evitar daños mayores como puede ser una insolación.

Descubre las funcionalidades de los protectores solares

Para proteger nuestra piel correctamente es muy importante conocer qué significa el número que tienen cada uno de los envases de los protectores solares, comúnmente conocido como Factor de Protección solar o SPF.

En definitiva, ese índice numérico es el tiempo que podemos estar expuestos al sol sin que nos quememos. El cálculo del factor de protección se hace comparando cómo responde tu piel con y sin protección.

Si una persona es capaz de estar 30 minutos expuesta al son sin sufrir quemaduras, elegir una crema con factor de protección del 15, le supondrá una protección 15 veces mayor, 300 minutos más.

Los bebés y niños deben usar siempre una protección muy alta para cuidar su piel tan sensible SPF 50 o más.

Protección solar para niños

La piel de los niños es más sensible que la de los adultos, por eso debemos tener un mayor cuidado a la hora de elegir la protección correcta. Es muy importante que siga una serie de características para conseguir una protección mayor y evitar que tengan daños en la piel desde pequeños:

  • Protección SPF 50+. Es muy importante comprar una crema con una alta protección para que además le dure más tiempo. Siempre es conveniente reaplicar el producto tras el baño o pasadas unas horas.
  • Protección contra rayos UVA (asociados al daño de la piel a largo plazo) y UVB (rayos solares que producen las quemaduras).
  • Resistentes al agua. Los niños en verano pasan más tiempo en el agua que fuera de ella, por eso es importante que la protección sola sea resistente al agua y no se vaya. Aun así, es importante reaplicar el producto cada dos horas y tras el baño.
  • Pieles sensibles. Cremas de protección solar indicadas para las pieles delicadas de la piel de bebés y niños

Algunos de los productos están indicados para bebés a partir de 0 meses, pero tal y como recomiendan los pediatras es preferible evitar la exposición de los bebés antes de los seis meses.