Filtro de Búsqueda

DISPONIBILIDAD

COSMÉTICA DE LUJO - SPRAYS SOLARES

Filtrar productos
1 Artículos

COSMÉTICA DE LUJO. SPRAYS SOLARES

Los protectores solares son aquellos agentes que ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas incidan en nuestra piel.

Podemos observar dos tipos de radiación ultravioleta: los rayos UVA y los rayos UVB, que son los que causan daños en la piel y aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel.

La luz de los rayos UVB es la principal causa de las quemaduras que sufrimos tras la exposición al sol, mientras que los rayos UVA penetran en la piel en mayor profundidad y están asociados a otros problemas como las arrugas, pérdida de elasticidad y el fotoenvejecimiento

Los protectores solares se pueden dividir según su capacidad de proteger contra los rayos ultravioletas y según su Factor de Protección Solar (SPF).

Protección solar para todos

Todas las personas a partir de los seis meses de edad deben usar protección solar diariamente. No solo se debe usar en el verano o cuando vamos a exponernos al sol, la protección solar se debe usar en nuestro día a día para evitar que nuestra piel genere manchas y problemas que se irán dilatando a lo largo del tiempo.

Los daños en la piel son irreversibles, si bien podemos aplicar tratamientos para reducirlos e incluso hay algunos que se pueden operar, nuestra piel siempre va a estar más envejecida y va a mostrar una edad que realmente no es la que tenemos.

Las personas que trabajan en zonas cubiertas también tienen que protegerse con protección solar, ya que la mayoría de las ventanas no bloquean los rayos UVA.

Para los niños menores de seis meses es recomendable no exponerlos al sol y protegerlos siempre con protección solar del Factor más alto, para protegerlos incluso aunque se encuentren en la sombra.

Para asegurarnos que estemos protegidos frente los rayos solares es importante aplicar una cantidad generosa por todo el cuerpo. Se recomienda aplicarlo unos 30 minutos antes de la exposición solar y repetir este proceso cada dos horas. También cuando se sale del agua y se seca el cuerpo es conveniente volverlo a aplicar.