COSMÉTICA LOW COST

Filtrar productos
385 Artículos
 1 
 ... 
Siguiente
 1 
 ... 
Siguiente

COSMÉTICA LOW COST

Piel normal, mixta grasa o piel seca. Piel con tendencia acneica, piel madura o piel sensible. Hay tantos tipos de pieles como podamos imaginar.

Nuestro tipo de piel es el factor más importante a la hora de elegir el tratamiento correcto que cubra las necesidades del momento, por eso, en Perfumerías Ana te ofrecemos productos para todos los tipos de pieles que se adapten a las exigencias de tu piel.

Si sigues buscando tu tratamiento perfecto o quieres conseguir tus productos de la lista de tus favoritos en nuestra Tienda Online los encontrarás todos.

Tipos de pieles

Para elegir bien nuestro tratamiento es muy importante reconocer nuestro tipo de piel. Estas se pueden dividir en cuatro:

  • Piel normal: es una piel que tiene una textura regular, uniforme y no presenta imperfecciones. Se caracteriza porque no tiene brillos y poros poco marcados. Es la más fácil de tratar, ya que no necesita ningún cuidado especial, pero nunca hay que descuidarla, siempre hay que prestarle atención, para que no lleguen a convertirse en pieles secas.
  • Piel mixta: es el tipo de piel que está entre la piel normal y la piel grasa. La zona más grasa corresponde con la zona T (frente, nariz y barbilla), mientras que las mejillas la piel puede ser normal o seca.
  • Piel grasa: Debido a su alta elevada producción de sebo el rostro de las personas que tienen la piel grasa poseen un aspecto brillante por toda la cara. El mayor problema de este tipo de piel son los granos y puntos negros.
  • Piel seca: es un tipo de piel que se caracteriza por la falta de humedad que da una sensación de tirantez y rigidez, tiene un aspecto apagado y áspero. Para estas pieles se recomienda una buena hidratación.

Aunque desde el nacimiento tengamos un tipo de piel y la mantengamos a lo largo de nuestra vida, hay diversos factores que pueden afectar a que cambie con el paso del tiempo.

Rutina Facial

Para conseguir tener una piel hidratada y nutrida es muy importante seguir unos pasos claves en nuestra rutina facial del día a día.

Primeramente hay que empezar por la limpieza, es el paso más importante ya que elimina la sociedad y limpia los poros. Hay que hacerla tanto por la mañana como por la noche (eliminando también todos los residuos del maquillaje)

Tras la limpieza hay que aplicar un tónico en el rostro que aclare y refresque. El tónico tiene que ser apto para tu tipo de piel. Además nos servirá para completar la limpieza y eliminar los posibles residuos que siga habiendo.

El suero es otro de los pasos más importantes de nuestra rutina y se encarga de preparar la piel antes que la crema. Gracias a su consistencia refresca la piel y aporta humedad al rostro.

Como paso final está la crema, nuestro tratamiento diario. Es muy importante que nos apliquemos una crema por el día y otra por la noche, ya que cada una de ellas tienen propiedades distintas. La crema de día se recomienda usarla con protección solar para que proteja la piel.